Alquimia, 1959-1964

La Naturaleza

La alquimia producida entre su formación clásica, los años de investigación en Paris y las nuevas influencias que recibe en España sacan a la luz una pintura absolutamente personal que consagra a Sempere como pintor individual, diferenciado. Esto sucede por la unión de la técnica más distante, fría y rígida con lo más cercano y conocido: con la naturaleza como modelo:
Este aspecto tan importante en la pintura semperiana ha sido trabajado y profundizado en la exposición: SEMPERE, PAISATGES organizada por la Fundación Juan March, en 2000. En su catálogo, Pablo Ramírez define este momento:
«En esta ocasión, y habiendo realizado ya grandes murales, se enfrentaba a un nuevo reto: una oportunidad única dado que se trataba de una sola puesta en escena y en directo

Yo creo que la naturaleza es el principal tema de toda obra: Sale de ella porque estamos inmersos en ella. Y si en mí aparece un matiz romántico es porque yo debo ser así. Seguramente es cuestión de carácter. Y no puedo traicionarme.

Pintores españoles de hoy: Sempere. Gazeta del arte nº53. 1975.

Así pues, con los paisajes, Sempere inicia una línea temática que ya no va a abandonar:

Aún conservaba las rayas, pero se diluyen, como se aprecia en estos paisajes. Ya no hay formas, sino que se convierten en color. Me influyó el ambiente que había en España, y el color, y el paisaje. Mi manera un tanto emocional de reunir todos estos factores fueron las tablas y cartones que tienen una veladura paisajística.

Sempere. Galería Edurne. 1974.