Maestría, 1972-1978

Escenografía OTI

El año 72 le fue encargada a Sempere la escenografía para ese conocido festival; curiosamente, no se ha escrito ni hablado mucho sobre ello y, sin embargo, supuso la única vez en que una imagen de Sempere llenaba tan gran espacio y ofrecía tan irrepetibles posibilidades de movimiento. Habiendo realizado ya grandes murales (encontramos su antecedente directo en el escaparate de El Corte Inglés en 1963) se enfrentaba a un nuevo reto, una ocasión que iba a ser única dado que se trataba de una sola puesta en escena y “en directo”.

«Bernardo Ballester, que era el jefe del departamento de escenografía de TVE, escenógrafo de cine y teatro además de pintor, realizó el encargo de Sempere y puso a su disposición todos los medios de que disponía.
El trabajo que debía afrontar era traducir a gran escala el esbozo que aportó el pintor -de 35 x 25 cm-, un guache del estilo de su obra personal, hecho con tiralíneas y cuidadosamente realizado, de una gran belleza de color y efecto general tornasolado…
La colaboración de Sempere se reducía a lo que sería el fondo de la transmisión, a los cuatro elementos colgados que se desplazarían por carriles paralelos -dos romboidales, un circulo y un rombo- que, construidos en barras de aluminio de 5 x 3 cm , con separación entre ellas, estaban pintados también siguiendo sus indicaciones. El conjunto móvil tenía a su vez un ciclorama azul de fondo. Una boca lo enmarcaba y escondía la enorme estructura que soportaba el montaje.»
Antonio Fernández . Fuera de formato.
Eusebio Sempere, Una antología 1953-1981. Ivam, 1998.

Concebida como un gran Móvil-Reja, su movimiento fue controlado por él mismo desde una furgoneta de televisión llena de técnicos que obedecían sus órdenes para que se produjeran las variaciones de forma previstas en el fondo de escenario. Sempere siempre recordó la experiencia como interesante, intensa, llena de histeria y gritos ante la responsabilidad que suponía el directo.